18 de mayo de 1803-18 de mayo de 2022.

Pasaron ya 219 años desde que un grupo de hombres y de mujeres con sed de libertad  y de independencia dejaron de lado sus diferencias para sellar uno de los acuerdos más importantes en la historia de Haití. Los revolucionarios del ejército indigena sabían que Napoléon Bonaparte iba restablecer la esclavitud pues la unión era su única opción para derrocar al poderoso ejército francés.

La creación de la Bandera Haitiana demostró claramente que cuando el egoísmo y las luchas internas están relegados al segundo plano, el gran beneficiario es el pueblo.

219 años después, no pudimos llegar a vivir en paz realmente. Al momento de leer este texto, una gran parte del país está en manos de grupos criminales. El estado haitiano está ausente. La población no puede respirar.

El día de la bandera es importante para la diáspora haitiana. Es un momento de festejo, de reflexiones y de memoria. Un momento donde reafirmamos nuestra haitianidad.

Queremos que esta fecha esté presente en la memoria colectiva de la ciudad. Para llegar a eso, la solidaridad y el compromiso de todos es crucial.