De agosto a diciembre de 2021, 21 jóvenes de distintas provincias participaron de los “Laboratorios Políticos Fraternos” una experiencia de formación y co-creación de ideas y proyectos de incidencia que, a través del paradigma de la fraternidad, busca potenciar herramientas innovadoras en jóvenes líderes.

La formación política y social de jóvenes constituye un eje transversal del Movimiento Políticos Por la Unidad desde sus inicios hasta la actualidad. Desde 2004 a 2014 se realizaron 42 Escuelas de Formación Social y Política en 17 ciudades del país donde alrededor de 1500 jóvenes se formaron en temas de actualidad, pero sobre todo en el paradigma de la Fraternidad, a partir de la propuesta de Chiara Lubich.

El año 2021 a través del financiamiento recibido por el centro del Movimiento de los Focolares para la Formación de jóvenes decidimos relanzar la experiencia. Pero esta vez implicó un desafío nuevo, dado que la pandemia y los nuevos contextos y problemáticas marcaban la necesidad de innovar. Para ello se constituyó una alianza con el equipo del Método “CHE: Comunidades hilando estrategias”, con el fin de incorporar algunas metodologías ágiles y de co-creación en el formato de trabajo.

Es en esta alianza y del diálogo con tutores y exalumnos de las escuelas surgen los “Laboratorios Políticos Fraternos”.  A largo de los meses de agosto y diciembre se organizó el desarrollo de la formación en tres módulos: 1) “Política, poder y Fraternidad. Claves para una innovación social”; 2) “Economía y política. Claves para un desarrollo circular y sustentable”; y 3) “Políticas públicas, ciudadanía y participación. El desafío de un nosotros creativo, en red y con incidencia”

Cada módulo comenzó con un encuentro virtual donde se invitó a una persona que tenía experiencia en el tema a desarrollar un aporte teórico. Luego se convocaron a dos o tres referentes de la política local, provincial o nacional y/o agentes sociales a brindar su experiencia. Estos encuentros fueron la oportunidad para compartir con todos los y las jóvenes que participaron de los Laboratorios, que luego se dividían en tres sedes territoriales: Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba.

Posteriormente a cada uno de estos encuentros, cada sede realizó encuentros semanales en formato virtual o presencial, donde se presentó el “Pacto pedagógico”, basado en la “Regla de Oro”, las categorías fraternas, que nacen del pensamiento de Chiara Lubich y se trabajó en el desarrollo de un proyecto local a partir de una problemática que el grupo identificó en cada territorio.

Un momento central de la formación fue la participación de las y los Jóvenes y facilitadores en el encuentro Latinoamericano de co-gobernanza organizado por el MPPU Internacional en el mes de octubre.

Como principal logro del proyecto se destaca la participación de 21 jóvenes, acompañados por 6 tutores que se formaron en temas de relevancia, el paradigma de la fraternidad y metodologías ágiles. Como resultado de la experiencia, cada sede compartió el desarrollo de un proyecto de incidencia territorial. 

Tres proyectos para ponerse en acción

Un eje central del trabajo de los laboratorios fue la elaboración de un proyecto de incidencia como eje vertebral del debate, a partir de detectar las necesidades del territorio y pensar en las redes de trabajo local.

El Laboratorio de Rosario, Santa Fe seleccionó como problemática a trabajar la baja participación de los jóvenes en las elecciones. Para ello la propuesta fue la realización de un taller para el electorado más joven, particularmente alumnos y alumnas de 3ero, 4to y 5to año del Colegio Sagrado Corazón que están dando sus primeros pasos en la vida electoral y que votaban (algunos de ellos) por primera vez en el proceso electoral de 2021.

Para ello, realizaron con un taller presencial en el Colegio Sagrado Corazón de la ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe. Se trabajó conjuntamente entre quienes integraban el Laboratorio Político Fraterno y miembros de la Fundación Nueva Generación Argentina junto el Centro de estudiantes de la escuela interviniente. Mediante diversas dinámicas se trabajó sobre el proceso electoral, las formas de accesos a la información de las candidaturas, las miradas fraternas sobre la diversidad política. Al finalizar, las y los adolescentes presentaron un compromiso personal a concretar en las próximas elecciones que resultó significativo y movilizador.

En el caso de la sede de Concordia, Entre Ríos el eje de incidencia puso el foco en el ambiente y la participación ciudadana. Para ello desarrollaron un proyecto al que denominaron “voluntariado ambiental para la ciudad de Cerrito”. Tal como su nombre lo indica, el mismo fue pensado para la Ciudad de Cerrito, Entre Ríos. El principal desarrollo de esta sede fue la escritura de un proyecto para ser presentado a las autoridades locales. Esta práctica sirvió para acentuar los contenidos teóricos que se fueron desarrollando en los primeros encuentros del último módulo tales como, diagnóstico, herramientas de recolección de datos, identificación del origen del problema de investigación, objetivos, metas y programación general del proyecto. 

Participantes y facilitadores señalaron que se tiene previsto acordar acciones conjuntas entre el Municipio de Cerrito y asociaciones  ambientalistas de la ciudad con presencia en el territorio que puedan aportar datos precisos y un panorama general de la situación ambiental de la ciudad, así como colaborar con la difusión y realización de las actividades a desarrollar. Así mismo se proyecta acordar un convenio de colaboración con autoridades de la tecnicatura universitaria en agroecología que se dicta en la ciudad, a los fines de concretar encuentros de capacitación y formación abierta para lxs ciudadanxs.

Finalmente, la sede de Alta Gracia, Córdoba también puso foco sobre las problemáticas ambientales. Para la realización del diagnóstico del problema tuvieron una charla con la Directora de Ambiente de la Municipalidad de Alta Gracia para saber cómo estaban funcionando los puntos verdes colocados recientemente en cuatro espacios de la ciudad y realizaron una encuesta virtual destinada a conocer cuánto saben las y los vecinos en general de prácticas y actividades de separación de residuos en su zona, y qué interés tienen sobre esta temática. Estas dos actividades brindaron un diagnóstico más preciso sobre la problemática local.

Entre las propuestas de trabajo, quedó pendiente, como cierre de la actividad, la realización de flyers con información sobre las distintas actividades de reciclaje y separación de residuos tanto estatales como de organizaciones civiles que se realizan en las distintas ciudades y comunas de la zona y tips de separación y reducción de residuos; además del desarrollo de un filtro de realidad aumentada que se podrá usar en Instagram y Facebook y tiene como objetivo generar una campaña que visibilice a las personas que estén interesadas en el cuidado del medioambiente y brinde información concreta sobre estas temáticas.

A través del proyecto de incidencia se articuló con la Municipalidad de Alta Gracia, tanto con la Dirección de Educación quien brindó el espacio físico para los encuentros presenciales como con la Dirección de Ambiente.